lunes, 8 de enero de 2018

Souldrinker " War is Coming"

Souldrinker " War is Coming" Groove Heavy Metal melódico Alemania 2017
1. Let the King Bleed
2. Souldrinker
3. Promised Land
4. To the Tick
5. Take my Pain
6. Like Rain
7. Raise the Flag
8. Fire Raiser
9. Voices
10. Final Stand

Chris Rodens: Bajo
Theurer: Batería
Pohl: Guitarra
 Iris Boanta: Cantante


Souldrinker es una de las bandas con mas pegada del planeta metalero y lo demuestran una vez mas con este War is Coming que saldrá publicado por el sello El Puerto Records el 3 de noviembre. Puede que todavía no os suenen los Souldrinker. Es una banda de Sttugart que grabó dos ep y con eso les bastó para girar con leyendas como Morbid Angel o los Powerwolf. Este es su primer larga duración donde confirman que son una de las bandas de metal de Alemania mas poderosas del momento.
Let the King Bleed nos presenta a Iris Boanta, la cantante de la banda que procede de los Mystery, buena voz la suya. Me gusta el Groove que utilizan en todos los temas, la base rítmica de Power/ Thrash mezclada con sonido Bay Area y melodía en los estribillos.
Souldrinker es un mediotiempo con un sonido a caballo entre el Groovy y Rock sureño de los Pantera mezclado con el Power metal cañero alemán de toda la vida que me recuerda a Powergod o Metallium. Excelente producción y temas que en directo van a sonar como un mazo porque los estribillos son adictivos y el acompañamiento es de primera.
Ritmos machacones de Thrash con mucho Groove en Promised Land, a medida que va avazando el tema nos enfrascamos en un tema de Hard Heavy bastante atmosférico con un buen trabajo del guitarrista rítmico y un solo en la parte final del tema brillante. Suena como un auténtico cañón el tema To the Sick. Un poco del Power progresivo de los Symphony X y la receta teutona del Power/ Thrash. El ritmo de la batería es adictivo y es un vehículo ideal para desarrollar un estribillo que cambia la melodía por la agresividad y nos recuerda a Sabina Classen y sus Holy Moses.
No hay tregua con los Souldrinker, ni un solo tema de relleno en este trabajo, todos temas aptos para metalear sin piedad. Take my Pain es un mediotiempo que va de menos a más, donde ubican el Groove muy atinadamente en el pasaje inicial del tema para luego desarrollar ritmos mas agresivos y acelerados de puro Heavy Metal que es la verdadera naturaleza de la banda. Me gusta esa ligera influencia del progresivo que tienen en la construcción de sus estribillos que recuerda a Symphony X y los Queensrÿche.
Like Rain domina desde lo alto con un ritmo de batería brutal y un estribillo que se mueve entre lo épico y lo melódico. Hay también cierta influencia de los Rage pero en su buena época, en Welcome to the Other Side que es para mí, la obra maestra de Peavy Wagner, el tema Raise the Flag va por esa línea.
En cambio hay temas como Fire Raiser que simplemente suenan a Heavy Metal clásico, sin Thrash, sin Power ni Groove, y aún sonando esenciales suenan como un trueno y con feeling. Cuando ya pensabamos que era imposible hacerlo mejor, suena Voices el temazo absoluto de este trabajo que causara seísmos en sus directos.  Finalizamos con una oda épica y melódica como es Final Stand siempre salpicada por esa instrumentalización de Power/ Thrash tan agresiva de los Souldrinker.
Esta banda alemana nos regala un disco adictivo para escuchar una y otra vez, musicalmente son muy buenos, la producción es excelente pero me llama la atención que tienen muchísimo feeling a la hora de componer y es que parece que todo lo que tocan se convierte en oro, los nuevos alquimistas del metal.

Puntuación: 9/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario