martes, 30 de julio de 2013

whitechapel

capítulo 10:
   La noche se cubrió de negros nubarrones que anunciaban tormenta, el viento soplaba fuerte arrastrando las inmundicias callejeras en una compleja danza aérea, que inundaba las fosas nasales de un hedor insoportable.
Nadie se atrevía a la calle, los taberneros se quejaban amargamente de que sus negocios se iban a pique otros en cambio veían los asesinatos cómo una posibilidad de cuchichear en las tabernas. Así un puñado de periodistas hambrientos de noticias y cerveza acudían a whitechapel dónde cada ciudadana por un chelín afirmaba haber visto al asesino, los más atrevidos se jactaban incluso de vivir en su mismo edificio.
Mientras Abberline y Godley acudían a la casa de Peackock, un tembloroso Netley les abrió la puerta.
- Llamé a Peackock, Netley
- el señor parroco esta descansadndo y...
se oyó una voz cavernosa al final del oscuro pasillo
- ¿ quién es Netley?
- la policia, padre.
- Pasen a mi despacho caballeros
Peackock vivía en una jaula de oro, había que reconocer que la apulencia de su habitat no se correspondía con la humildad que impregnaba en sus sermones.
- ¿ que se les ofrece a estas horas intespectivas?
- Efectivamente no es una hora cortés, padre Peackock. Y cómo no es cortés, ni la hora ni el sacar a un hombre de su cama, no me andaré con rodeos. La Nichols a sido asesinada y estaría viva si usted le hibiera dejado dormir en su iglesia.
- ¿ es un reproche inspector?
- es una aseveración en toda regla, padre... ¿ porque?
- usted conoce whitechapel, abberline. La prostitución hace estragos en la fama de este barrio, destroza familias enteras, ellas eligen un camino de vicio y perdicion y no tienen cabida en la casa del señor.
- tampoco tiene cabida en la casa del señor, ni la avaricia ni la apulencia, justo lo que hace gala en sus aposentos, no me sermonee padre. Grito godley.
- ¿ quién era el hombre que acompaño a la nichols?
- ¿ cómo quiere que lo sepa¿
- es el mismo hombre a quién confeso al día siguiente, quiero su nombre.
- no se de que me está hablando! me están resultando inpertinentes
- Miente más que habla peackock, desembucha.
- abberline, dígale a su sabueso que me deje en paz
- no conocerá usted la paz, hasta que hablé. Deme el nombre
- No lo sé!
- si lo sabes, porque si fuera un desconocido no se encontraría después de confersarlo tan afectado. ¿ porque lleva cuatro días sin dar misa?
- me encuentro enfermo!
- ¿ esta usted amenazado peackock?
- no se de que me habla
- que le dijo en el confesionario, ¿ confeso su crimen verdad?
- sabe usted de sobra, lo que es un secreto de confesionario
- esta usted encubriendo a un criminal, lo meteré entre rejas Peackock
- me quejaré a la mismisima reina de su proceder y el de su impertinente acompañante abberline! sepa usted que es una devota del santo de nuestra iglesia
-  Godley, dígale a nuestro querido Padre, lo que le espera si no colabora
- Será un placer Fred. Querido santurrón, sabemos que eres pedófilo, tengo un mínimo de 10 personas a las que usted depravadamente abusó, están dispuestos a declarar sobre sus aberraciones sexuales.... ¿ tú te imaginas el escándalo Fred?
- oh sí, lo veo en la primera página del Times. No tiene escapatoria Peacjok
el padre rompió a llorar como un niño y preso del terror, se orinó encima.
- esto.... es una pesadilla horrible.... que Dios me perdoné.
- denos ese maldito nombre!
- me matará si se lo digo!
- le protegeremos, le doy mi palabra
- no puedo .... es secreto de confesión . por favor ponganse en mi situación!
- es usted nauseabundo Peackock.
- que pesadilla Dios mio....
Godley se acercó al oído del padre y le susurro:
- mañana a primera hora lo quiero en mi oficina confesando el nombre del asesino. Sino está a primera hora en mi oficina, destaparé el escándalo, o mejor pensado, se me ocurre algo mejor, correremos la voz de sus gustos sexuales por las tabernas de whitechapel, para que lo linchen.


 to be continued

1 comentario: