viernes, 19 de julio de 2013

whitechapel

capítulo 8:
   




   Enma le había aconsejado a Abberline que le llevará de regalo a Jopseph una novela romántica, al parecer las devoraba. Era increible lo agradecido y seintimental que era joseph merrick con sus visitas. Bernard Shaw era un hombre altivo al que la polémica siempre le acompañaba en cuanto a Oscar Wilde y su estrafalarias indumentarias, su vocabulario engolado y su cinismo no pasaban desapercibidos en Londres. Merrick siempre tan atento, ya tenía el té y las pastas preparadas, Shaw abrió fuego.
- ¿ a visto mi última obra de teatro inspector?
- confieso que no señor Shaw, en cambio si he leido su último artículo sobre los asesinatos de Whitechapel.
- y bien¿
- me parece bochornoso que un hombre de su inteligencia, se preste a escribrir esas sandeces
 - tensión en la estirada hora del té.... delicioso.
- guardesé su sarcasmo Wilde! gruño Shaw. Expliquese inspector.
- confieso que no me gusta usted cómo escritor, no sonría señor Wilde, usted me gusta mucho menos cómo escritor que el señor Shaw. El problema que tienen ambos es que se creen genios y capacitados para decir cualquier cosa, por encima del bien y del mal.
- vaya con el inspector Abberline.... no se anda por las ramas. Seguramente prefiera las novelas policiacas de Conan Doyle.
- Pues no señor Wilde. Ya me llega con la realidad, aunque admitiro que Sherlock Holmes es el personaje más ingenioso de la literatura inglesa.
- ejem ejem..... tosió escandalosamente Wilde.
- Pero no quiero hablar de literatura con ustedes caballeros, ustedes son genios y yo un mero aficionado. Pero si quiero hablar de la realidad, que siempre supera la ficción, osea mi campo siempre supera al suyo imaginario.
- no obstante....
- disculpe señor Shaw, djeme exponer mi teoría. Usted vive en el barrio más rico de londres, jamás pisa Whitechapel ¿ cómo tiene la osadía de describir al asesino de whitechapel cómo si de un genio se tratara?  desde su cómodo sillón de terciopelo bengalí.
- Mi cómodo sillón de terciopleo bengalí, mi querido inspector, me lo ganó día a día con la excelsa calidad de mi pluma. Cómo ciudadano de esta ciudad, tengo derecho a opinar, y para mí, mándil de cuero es un genio.
- mandil de cuero...... ? así es cómo le llama ahora la prensa sensacionalista?
- si, abberline, pero ahora me interrumpe usted. El asesino es un genio, un poeta de las calles, un cruzado de las causas nobles.
- querido bernard..... me está escandalizando usted.
- No se ruborize mi querido Joseph, permítame que rebata con el inspector y verá cómo hay lógica detrás de una afirmación tan contundente. Ese privilegiado mental a conseguido que todos los ciudadanos de bien, pongamos nuestros ojos por primera vez en Whitechapel. En las condiciones de vida de esos zarrapastrosos, esas rameras y sómos conscientes de la extrema dureza en el día a día de Whitechapel.

- ya se por dónde va shaw.... según usted el asesino mata para denunciar la situación de extrema pobreza que sufre whitechapel.... era lo que me faltaba por escuchar.
- no estoy en su cerebro, no sé sus motivaciones simplemente voy al echo. Unos asesinatos.... y está consiguiendo que por fin se hablé de whitechapel, desde el parlamento hasta en las cenas de los clubs más selectos.
- odio decir esto..... dijo Wilde, pero Shaw tiene razón. Hay un debate en la calles y en el parlamento sobre las condiciones de vida de whitechapel, por primera vez. Y eso ahora, tras los asesinatos.
-gracias por el apoyo Wilde... aunque venga de usted. Y yo le pregunto inspector: se hablaría de Whitechapel si no se hubieran cometido esos asesinatos?
- que fácil es para ustedes hablar de lo divino y de lo humano, ponche en mano en un salón de alto copete, si vierán cómo dejó ese poseso a marta tabram, no hablarían a la ligera.
- Yo no tengo culpa de sus humildes orígenes Abberline, es usted un clasista y encima no contesta a mi pregunta.
- Señor Shaw.... yo no soy político, mi deber es atrapar al asesino y mejorar las condiciones de vida en whitechapel no me corresponde a mí. Y si quiere mi humilde opinión, me entristece enormemente la extrama pobreza del east end y no necesito que se cometa un asesinato para recordarme que viven en la miseria.
- tensión, tensión.... delicioso... dígame abberline ? las viola antes de matarlas?
- por favor oscar.... no hablé así de las mujeres
- Perdóname Joseph, se me olvido que eres un adulador de la figura femenina.
- no es adulación , recuerdo a mi madre..... y me oprime el corazón que una mujer pueda sufrir tal aberración, y que sea una mujer de estracto social más bajo, me apena aún más, no sómos solidarios.
- Voy a encontrar a ese degenerado Joseph, te lo prometí el otro día y cumpliré. Pero cambiemos de tema caballeros, disfrutemos de la hospitalidad de nuestro anfitrión. Dígame joseph ¿  que tal si nos enseña sus nuevas creaciones manuales?
to be continued

1 comentario: