domingo, 28 de julio de 2013

Oposición al régimen: los republicanos

Los movimientos sindicalistas constituían tan sólo una parte de la oposición potencial contra primo de rivera, en principio cabía de esperar que mayoir transcendencia que ellos hubieran podido tener los partidos del turno y los republicanos. Sin embargo, precimsanete uno de los factores que explica el mantenimiento de la dictadura es sin duda la impotencia de la oposición.

No se debió esta impotencia a los medios represivos empleados en su contra, que también, pero más influyo sino que periodicamente se puso sordina a sus actuaciones. La propia censura no podía califarse de persecutoria, el principal responsable de la misma escribió, luego acerca de la repulsión que sentía por su tarea.
El golpe de estado, considerado cómo inevitable, entre los consevadores, sánchez guerra mantuvo una posición de apartamiento digno que no excluía la comprensión del golpe de estado.
De los liberales, santiago alba, tratando con radical injusticia en las delcaraciones del dictador, estaba más interesado en la reinvidicación que la conspiración.

Mientras que alcala zamora, declaraba que el régimen podía realizar una misión útil, y el conde romamnones aseguraba que no debe estropearse la labor de quienes vienen con programas de renovación.
Por otra parte la actuación de la dictadura con respecto al caciquismo pudo no tener una gran efectividad especialmente en lo que se refiere a la capacidad de engendrar  una vida politica nueva, pero contribuyo a desorganizar los sistemas clientelisticos en los que se basaba la política del turno: los antiguos jefes de partido se encontraron con que perdían sus cacicatos y se veían perseguidos.
 Tanto liberales como conservadores era influir en el ánimo del rey para marginar a quien el había aceptado como dictador. A lo que alfonso 13, hacía oídos sordos.
Cómo veián que alfonso 13, decía que si a todo, te daba la palmada y no hacía ni caso ni a unos ni a otros, el mejor modo de mantener una corona. Los políticos pensaron en recurrir al ejército.  Fué sánchez guerra el representante más caracterizado de la oposición de la vieja política a primo de rivera.
En 1927, la idea de república, parecía lejana y remota. Los republicanos carecían estos de la posibilidad de influir en el monarca, pero también tenían nula influencia en el ejército. Lerroux mantuvo una posición parecida a la de los monárquicos liberales respecto del golpe de estado, diciendo que el grnao tenía que estallar por alguna parte.

Bajo la denominación de alianza republicana, se cobijaron los diferentes grupos locales que constituian el republicanismo  cada vez más moderado t para quien el líder iba siendo progresivamente Lerroux, además la actuación de esa alianza fue modesta.
Mayor repercusión tuvo Blasco ibañez, se dedicó a escribir folletos difamatorios contra el rey, efectivos en la izquierda.



Azaña, don Manuel Azaña, representaba precisamente un republicanismo nuevo, que si no sustituyo al antiguo, ni tuvo posibilidades reales de desplazar a Primo de rivera ( en sus diarios admitió que los años centrales de la década de los veinte fueron los más amargos de su existencia) evolucionó en un sentido que habría de tener relevante influencia en la vida política de la 2 república, en efecto, el principal  escrito político en esta époica del futuro presidente republicano aparecido clandestinamente en 1925, revela una voluntad de propiciar lo que el mismo denominó como una democracia militante y docente, es decir mucho más agresiva e intolerante pero también dotada de un programa más moderno y reformados. De este tipo de actitud deirvó el posterior jacobinismo de Azaña, incluso en el planteamiento de sus alianzas políticas, el político republicano preveía exigir a la UGT, un programa de reformas sociales y realizarlas desde el poder con la colaboración de los socialistas. También en otros escritores de izquierdas la época dictatorial supuso la incubación de las tesis que luego mantendrían en los años treinta. Así, la radicalización izquierdista de luis araquistain, y julio alvarez del vayo, tuvo como precedente sus textos de este momento sobre la revolución mexicana o la soviética, mientras que alvaro de albornoz apuntaba ya las posteriores posiciones del radical-socialismo. Como en el caso de la derecha y el catolicismo, la etapa dictatorial constituyo, en definitiva una precedente importante de las posteriores tensiones de la segunda república,.

No hay comentarios:

Publicar un comentario