miércoles, 17 de julio de 2013

misterio: lluvía de animales

No es una coña, es un suceso que pasó o se cree que pasó, y no tiene explicación lógica. El primer fenómeno de lluvía de peces, sucedió en Yoro. , un fenómeno meteorológico extraordinario que sucede en la ciudad de yoro , en el departamento hondureño  del mismo nombre. Consiste en una lluvía de peces  que se sucede anualmente, entre los meses de mayo y julio.

Según los habitantes de Yoro, este fenómeno ha venido ocurriendo en esta zona desde hace más de un siglo.
Testigos de este fenómeno señalan que comienza con un oscurecimiento del cielo causado por nubes densas, seguido por relámpagos y truenos, vientos fuertes, y una lluvia copiosa que dura de 2 a 3 horas (comportamiento típico de las tormentas tropicales). Una vez que la lluvia ha cesado, los pobladores encuentran cientos de peces esparcidos por el suelo, aún vivos. Los pobladores los recogen y transportan a sus casas para cocinarlos y comerlos posteriormente.
Los peces son de agua dulce, siempre se los encuentra vivos, y, según los pobladores, no son del tipo de peces que se encuentra en áreas cercanas.
Desde 1998, cada año se celebra un festival conocido como Festival de la Lluvia de Peces.
El 26 de julio de 2006, esta historia fue mostrada en un reportaje del programa de noticias hondureño Abriendo Brecha

Por el momento no se poseen pruebas que puedan explicar científicamente este hecho. Algunos expertos creen que la lluvía de peces podría deberse a un fenómeno meteorológico (Véase Trombas marinas)
Algunos pobladores creen que estos peces no caen desde el cielo hasta los techos de las casas, por lo que postulan que estos peces de agua dulce vienen nadando en algún río subterráneo. Algunos abandonarían la corriente, atravesarían el suelo por agujeros imperceptibles y aparecerían sobre el suelo. Sin embargo, lo anterior aunque es una de las hipótesis, parece ser que es muy poco probable que suceda.
Pero en galicia, también se dice que sucedió. Ocurrió en la parroquia lucence de Moncelos, que nisiqueira da al mar. Un vecino se asustó al ver, que después de una intensa tormenta, el tejado de su casa estaba cubierto de algas y peces.  Los peces en cuestión, eran jureles. El jurel es típico de la ría, pero curiosamente este tipo de pez, no se encuentran en las mediaciones de los ríos que rondan Moncelos, dónde abundan las truchas, pero no los jureles.
Pero aún hay más casos, y no sólo de peces sino de otros tipos de animales. Por ejemplo en Australia:  Los residentes de lajamanu  un pequeño pueblo australiano en la frontera del desierto de Tanami, se han quedado estupefactos al ser bombardeados, literalmente, por una lluvia de centenares de peces. Las percas cayeron sin tregua sobre las cabezas de los ciudadanos que corrieron a sus casas para protegerse. Los meteorólogos señalan que el incidente fue causado probablemente por un tornado. El fenómeno absorbe el agua y los peces de los ríos y después los arroja a kilómetros de distancia.
según los investigadores esto tendría una explicación lógica:  Recientemente ha aparecido una explicación científica del fenómeno de la lluvia de animales pequeños que lo relaciona directamente con las trombas marinas. El viento, a su paso, captura, entre otras muchas cosas, a pequeños seres vivos. Estos tornados pueden transportar a las criaturas hasta alturas significativas y, a veces, a través de largas distancias. Estos vientos arrasan con los animales y los dejan caer de manera concentrada en un punto concreto. Los animales que sufren las consecuencias de estas trombas suelen ser insectos, peces pequeños, o ranas. También se ha dado el caso de que el viento se topara con pequeños animales voladores a su paso, como pajarillos o murciélagos, que acabaron arrasados o muertos después del fenómeno.
 Ojalá lloviera dinero en vez de peces.

1 comentario:

  1. Me dejas anonadado, a ver si un día llueve dinero o la lluvia se lleva a Rajoy y se lo echa a Obama jajajajaja

    ResponderEliminar